¿Qué es?

La tecnología fotovoltaica permite generar electricidad de una manera distribuida, renovable y autóctona.

El titular de cada instalación puede decidir si quiere auto consumir la energía generada o venderla a la red. Las instalaciones fotovoltaicas en función del uso que se de a la energía producida se dividen en instalaciones de conexión a red o instalaciones aisladas.

Nuestras instalaciones están gestionadas y monitorizadas desde remoto, de manera que el propietario pueda ver el rendimiento de las mismas desde cualquier lugar.

La tecnología fotovoltaica permite generar electricidad de una manera limpia, duradera y respetuosa con el medio ambiente.